Quito recibió a la Banda Blanca.
 
10/Dic/2005
 

La Banda Blanca de la Armada emprendió su viaje a la Capital de la República a las diez de la noche del miércoles 1ro de diciembre de 2005 arribando a Quito a las seis de la mañana y luego de establecerse en el alojamiento previsto por la Superioridad, se dirigió al Ministerio de Defensa, lugar donde dio inicio a sus labores artísticas con la retreta que se llevó a cabo en el patio principal desde las 9h45 de la mañana.



A esta presentación que se viene manteniendo durante muchos años, asistieron los señores Comandantes Generales, Jefes, Oficiales, Personal de Tropa, Empleados civiles de las Tres Ramas de las Fuerzas Armadas e invitados especiales.



Por la noche actuó en el Conjunto Residencial El Batan, lugar donde los señores Oficiales encabezados por el Sr. Comandante General de Marina les dieron la bienvenida y elogiaron su labor.



El sábado 3 por la mañana se presentó en el Hospital Oncológico Solón Espinosa Ayala, esto motivó a los pacientes ya que era notorio el buen ánimo y felicidad en sus rostros, expresándole a la Banda su agradecimiento. Pero también hubo una desagradable sorpresa y esto se dio por el mal comportamiento de las alumnas practicantes de medicina que por un momento hicieron burlas a la Banda, pero esta posición discordante no prosperó y optaron por retirarse.



Por la noche abrió el espectáculo artístico en La Carolina ante unas 6 mil personas aproximadamente exponiendo ante el público quiteño su extraordinario desenvolvimiento. En este lugar los asistentes expresaron en diversas formas su complacencia, admiración y aceptación para con la Banda Blanca.



El domingo 4 dio una retreta en el Hospital de las Fuerzas Armadas donde fue objeto de novedad, ya que para la mayoría de los presentes era la primera vez que escuchaban esta agrupación musical militar con una conformación y estructura instrumental diferente.



Por la noche se trasladó al Conjunto Residencial Libertadores, donde reside el personal de tripulación de la Armada que labora en Quito, todos ellos se sintieron muy bien con esta Banda conformada por sus compañeros de fuerza y el festejo fue en grande.



En la mañana del lunes 5 la Banda volvió a la plataforma del Ministerio de Defensa para intervenir en una nueva presentación especial.



En horas de la tarde visitó el Club Buenavista, en esta sede de tenis el público quedó muy agradecido y sorprendido por la variedad de géneros que interpreta la Banda en especial Gracias a la vida cantado por Maritza Morán y la extraordinaria exaltación que hizo Fausto Fernández al Todo Poderoso Dios que nos a dado la vida.



En la noche la Plaza Grande recibió a la Banda, comenzó a llover, pero esto no constituyó un motivo para incomodar a los quiteños, pues ellos se mantuvieron incólumes y esperaron pacientemente que las otras bandas militares terminen su actuación para disfrutar y bailar con la Banda Blanca.



A las 8 de la noche del 6 de diciembre, día clásico de Nuestra Capital, en la avenida Amazonas y Veintimilla ante un nutrido público donde también concurrieron varias autoridades de la urbe, se procedió al cierre de las Fiestas de Quito y fue precisamente con la participación de la Banda Blanca que hizo las delicias del respetable y tuvo que extender su exitosa intervención hasta más de las 12 de la noche y agradeció a los quiteños por las grandes muestras de aprecio manifestadas a lo largo de sus actuaciones.

 
SGOS. MU. Luís Cajas.
 


Armada del Ecuador CUINMA ESSUNA BESGUAAVINAV DIGEIM INOCAR LICGUA